Informate G3RNNoticias de México

Líderes del SUTERM, Ganan Diez Veces Más que el Presidente

Dirigentes que se burlan de la austeridad republicana de AMLO

Mientras el comité encabezado por Víctor Fuentes del Villar, presiona a sus agremiados a sufragar por el SÍ en la revisión salarial que se votará el próximo 14 de mayo, funcionarios sindicales como el Secretario del Trabajo, Nereo Vargas, perciben un salario diez veces mayor al del Presidente de la República, al superar el millón de pesos

mensuales; las bases están en su derecho de votar por el NO, pues sus líderes apenas y le solicitan a la empresa un cuatro por ciento de incremento salarial

Mientras el Secretario del Trabajo del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM), Nereo Vargas Velázquez, gana catorcenalmente en la Comisión Federal de Electricidad (CFE), 533 mil 792 pesos con 95 centavos, sumando al mes un salario de un millón 67 mil 585 pesos con 90 centavos, casi diez veces los honorarios del Presidente de la República, los más de 60 mil sindicalizados que deberán legitimar el próximo 14 de mayo el Convenio de Revisión presentado a la empresa por su dirigencia nacional, no obtendrán más que un incremento salarial del 4 por ciento, si ceden a las presiones de su dirigencia charra que los está intimidando para votar por el SÍ.

De acuerdo a una copia de la Gerencia Regional de Producción Norte “Central Ciclo Combinado Chihuahua”, filtrada en las redes sociales, en la primera catorcena de marzo del 2024, Nereo Vargas Velázquez, con categoría de Profesionista Maestría II, cobró con prestaciones acumuladas un total de 533 mil 792 pesos con 95, sueldo al que ni en sueños un trabajador sindicalizado de a pie podría aspirar.

En la propuesta de Convenio de Revisión que el Comité Ejecutivo Nacional (CEN), del SUTERM está presentando a sus más de 60 mil agremiados, el escenario de las percepciones muestra una abismal diferencia en comparación a la de sus líderes; su sindicato apenas y exige a la empresa un 4 por ciento de incremento salarial y un 1 por ciento para los trabajadores permanentes y temporales; el fondo de ahorro en su cláusula de previsión, apenas y sube un 0,40 por ciento; las ayudas para transporte y despensa solo llegan a un 1,9 por ciento extra y uno de los golpes más severos que se contempla para las bases, en caso de que voten por el SÍ, será la desaparición del llamado Fondo de Habitación y Servicios Sociales de los Trabajadores electricistas, mejor conocido como FHSSTE, condenándolos a acudir al INFONAVIT para acceder a una vivienda.

Nuevamente dirigentes seccionales y coordinadores están acatando las órdenes de sus líderes nacionales para presionar e intimidar a los electricistas, de tal forma que voten por el SÍ, a pesar de que al hacerlo estarán aceptando renunciar a un mejor nivel de vida para sus familias.

En los grupos de las redes sociales, hay un generalizado malestar de los sindicalizados porque hay pruebas que apuntan a que si bien Nereo Vargas gana más de un millón, es de los funcionarios sindicales más “austeros” porque hay otros como Mario Ernesto González, Secretario del Interior, al que se le atribuyen la propiedad de diversos inmuebles incluido un hotel nada menos que en la Riviera Nayarita. Otro caso es el del Secretario de la Comisión de Justicia, Víctor García Trujeque, convertido en brazo ejecutor de las venganzas políticas de Fuentes del Villar, hacia sus opositores.

El sueldo de Vargas Velázquez es un caso simbólico de la corrupción sindical pues de haber sido chofer del extinto Leonardo Rodríguez Alcaine, brincó a Secretario del Trabajo cuando asumió el cargo Víctor Fuentes del Villar, estando en tela de juicio sus capacidades profesionales para cubrir una plaza de tales ingresos.

El propio Víctor Fuentes del Villar, ha resultado la viva metáfora del pez que muere por su propia boca, pues ante los señalamientos de sus múltiples propiedades como el departamento de lujo en Reforma 222, salió a decir que lo había adquirido con un adelanto a cuenta de doce años de su jubilación, para obtener doce millones de pesos.

Las cuentas nada más no le ajustan porque de acuerdo a los parámetros del CIJUBILA –sistema pensionario impuesto por el líder–, ni con 30 años de trabajo un sindicalizado podría alcanzar tal suma.

Este 14 de mayo, los miles de esquilmados electricistas con el pago de sus cuotas sindicales a dirigentes que hace mucho dejaron de defenderlos ante la empresa, tendrán en sus manos el decir NO a un retroceso más en sus percepciones, no dejándose intimidar pues el voto es libre, directo y secreto.

Votar por el SÍ, será expedirles a los miembros de su comité, coordinadores y líderes seccionales, un nuevo cheque en blanco para permitirles ganar incluso diez veces más que el presidente, cuya austeridad republicana sencillamente no existe en la CFE. Excesos por lo que también deberán responder los funcionarios de la empresa pública, con Manuel Bartlett como principal responsable.

Dejanos tu comentario